Skip to main content

Vamos a intentar aportar un poco de información sobre el parto, con objeto de que el propietario novel pueda afrontar este momento con más seguridad.

El desconocimiento del mecanismo del parto provoca que muchos particulares teman la gestación. Se plantean si serán capaces de reconocer si el momento ha llegado, y sobretodo, si sabrán ver si hay problemas. Preguntas como: ¿sabré reconocer si mi perrita necesita asistencia veterinaria?, ¿He de preparar algo?,¿Debo estar con ella, o mejor no intervenir? ¿tengo que cortar el cordón umbilical? ¿cuánto dura un parto normal?….son habituales.

El final de la gestación trae consigo una serie de cambios: la perra se muestra más inquieta, escarba, construye nidos ( con papeles, ropa,…), busca lugares más tranquilos y oscuros,  come menos, puede tener pérdidas vulvares mucosas o sanguinolentas, respiración acelerada. La presencia de leche en las mamas es variable, desde varios días a minutos simplemente, con lo que no se considera un signo fiable.

La gestación  dura 62-63 días si se conoce el momento de la ovulación, que no tiene por que coincidir con el momento de la monta. Respecto a la monta, el intervalo está entre 58 y 70 días.

Un parámetro importante para predecir el momento del parto es hacer un seguimiento de la temperatura rectal desde el día 57 posterior a la monta, aproximadamente,  cada 12 horas si es posible, con objeto de detectar la caída de 1 grado que se produce entre 12 y 24 horas antes de parir. Recordad que la temperatura normal es de unos 38 grados, y por tanto caerá a unos 37.

Los controles ecográficos que se recomiendan durante la gestación nos permitirán fijar más adecuadamente una fecha prevista de parto, con lo cual podemos iniciar las mediciones de temperatura rectal teniendo en cuenta esta referencia. La ecografía ( o la radiografía a partir de los 45 días de gestación) también nos permitirá saber el número de cachorros esperado, y evitar así las incertidumbres sobre si ha finalizado o no el parto.

¿Hemos de preparar algo?

Conviene instalar a la perrita en una zona tranquila, cálida, libre de corrientes de aire y lejos de otros perros. Es conveniente que el interior de la paridera esté revestido con alguna especie de barandilla para evitar que los cachorros puedan ser aplastados por la madre.

¿Cual es la mecánica del parto?

Se divide en tres fases:

  • Fase I: Se observa inquietud, pérdida de apetito, jadeo, rascado del lecho. También puede haber vómitos y temblores. Dura entre 6 y 12 horas y puede haber pérdida de fluidos claros.
  • Fase II: Fase de expulsión, con contracciones uterinas fuertes acompañadas por contracciones abdominales. Hay rotura de la “ bolsa de agua”.  El primer cachorro ha de nacer en las 4 horas de iniciada esta fase, y los posteriores a intervalos de 15 minutos a 2 horas. La perra lame o desgarra el saco amniótico y luego secciona el cordón umbilical. Si la madre no lo hiciera, el saco debe desgarrarse a los pocos minutos, y ligar y seccionar el cordón umbilical a los 10-15 minutos, desinfectando con yodo el ombligo.
  • Fase III: Expulsión de la placenta y resto de membranas fetales retenidas, a los 15 minutos del nacimiento de cada cachorro. Es común que la hembra ingiera la placenta.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

  • La temperatura disminuye y vuelve a la normalidad sin existir signos de parto.
  • Secreción vulvar verde y no sale ningún feto
  • Salida de fluidos fetales y en las siguientes 2 ó 3 h. no sale ningún feto.
  • Contracciones de parto intensas y persistentes durante 20-30 min sin producirse parto.

¿COMO SABEMOS QUE HA TERMINADO EL PARTO?

  • Cesan las contracciones. Pasan 2-3 horas sin contracciones. La madre se dedica a lamer a sus crías, y a acercarlas a las mamas. Abandona la paridera para comer, beber y hacer sus necesidades.

Es muy importante tener presente que es un proceso todavía gobernado por la naturaleza, y por tanto nuestra intervención se debe limitar a observar que no existan anormalidades. Hay hembras que se inhiben con la presencia de los propietarios y viceversa, otras que se sienten más tranquilas con nuestra presencia. Normalmente aconsejamos dejarlas tranquilas y acudir cada cierto tiempo para ver cómo va, vigilar que no pueda aplastar a ninguno, que dispone de comida y bebida por si quiere, y que las condiciones de temperatura y humedad son las apropiadas.

Esperamos que estos consejos os sean útiles y suficientes para vivir el parto de vuestra mascota con ilusión y alegría.

Deixa una resposta

I accept the Privacy Policy

Carrer del Vallespir 77, Barcelona
Telèfon: 934 91 23 67
Email: salus@salusveterinaria.com